Red Cambera concluye la primera fase de BsAlert, proyecto puesto en marcha para la detección temprana de Batrachochytrium salamandrivorans (Bsal) en cinco espacios naturales protegidos de la Cordillera Cantábrica.

Durante esta primera campaña se han visitado alrededor de 125 puntos de agua, entre  abrevaderos, charcas y pozos, arroyos, lagunas y turberas, identificados como lugares óptimos para la reproducción de los anfibios. En ellos se han inventariado las poblaciones de herpetofauna que los habita para seleccionar los lugares en los que estudiar la afección por el hongo Bsal.

Bsal es un hongo invasor procedente de Asia que se ha instalado en Europa causando elevadas mortalidades de muchas poblaciones de salamandras y tritones. Bsal causa la enfermedad quitridiomicosis que ha provocado una mortalidad y extinción generalizada de anfibios en todo el mundo. Se considera la mayor amenaza para la biodiversidad en cuanto a enfermedades.

Los puntos visitados se encuentran en el Parque Natural de Saja-Besaya y ZEC Sierra de Peña Sagra, en Cantabria; Parque Natural de Somiedo, en Asturias; Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre – Montaña Palentina, en Palencia; y Parque Nacional de los Picos de Europa, en las tres comunidades autónomas que lo conforman.

Esta iniciativa cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de su línea de ayudas para la evaluación de la biodiversidad terrestre española. El proyecto cuenta también con la participación y colaboración de la Universidad Checa de Ciencias de la Vida de Praga, que analizará las muestras recogidas para verificar la presencia del hongo en el territorio estudiado por el proyecto.