El 1 de mayo comienza una nueva campaña de inspección. Los ríos de Cantabria esperan, durante un mes, la visita de casi un centenar de grupos de personas voluntarias. Ellos estudiarán su estado, analizarán sus aguas y medirán varios parámetros.

La inspección de primavera trae, además, varias novedades. Hemos revisado la metodología para hacerla más sencilla. Asimismo, debido a su problemática, caracterizaremos con más detalle los residuos. Éstas y otras novedades se incluyen en el nuevo manual de inspección de ríos que hemos preparado y que los voluntarios y voluntarias pronto recibirán en su domicilio.

Toda la información recogida por las personas voluntarias será analizada y recogida en el Informe Anual 2019. Puedes consultar todos los informes realizados hasta la fecha aquí.

La campaña de inspección cuenta con el apoyo del Gobierno de Cantabria a través del CIMA.