Este año que acabamos de dejar atrás en el que todo el mundo ha tenido que adaptarse, Red Cambera y su papel en el proyecto europeo de mejora de la diversidad acuática LIFE Divaqua no han sido menos, especialmente cuando uno de los objetivos es la participación ciudadana y nuestra implicación con la gente del territorio. Hemos hecho balance de las tareas realizadas por Red Cambera en este proyecto en relación a los objetivos de la asociación:

 

COMUNICACIÓN-DIVULGACIÓN

Como responsables de la comunicación y la participación, en primer lugar, gran parte de los esfuerzos han ido dirigidos a crear, desarrollar y adaptar una estrategia de comunicación y las herramientas necesarias que contribuyen a: (1) dar a conocer la problemática asociada a la conservación de los hábitats y especies acuáticos, (2) identificar la relevancia y necesidad de las acciones realizadas y (3) fomentar el mantenimiento y la mejora del estado de conservación que las especies y hábitats acuáticos.

Del mismo modo, nos hemos centrado en desarrollar la identidad visual del proyecto, gestionar la página web www.lifedivaqua.com y actualizar las redes sociales de Facebook y de YouTube.

 

PARTICIPACIÓN-SENSIBILIZACIÓN

Pese a las dificultades sufridas por la crisis sanitaria, pudimos realizar 3 jornadas de presentación del proyecto, una en cada una de las tres comunidades autónomas que participan en el proyecto: en Tama (Cantabria), Cangas de Onís (Asturias) y Posada de Valdeón (Castilla y León). Dichas jornadas se realizaron con los alcaldes y las juntas vecinales de cada territorio.

También hemos iniciado el programa de sensibilización y formación con una jornada virtual “La naturaleza frente al cambio climático: jornada sobre los efectos del cambio climático en la actividad socioeconómica y los ecosistemas acuáticos de Picos de Europa”, en el que participaron científicos, gestores del territorio, así como empresas y ganaderos locales. Se puede acceder a la jornada completa desde aquí.

 

CONSERVACIÓN-INVESTIGACIÓN

Además de la vertiente social, desde Red Cambera no nos hemos olvidado de la investigación y la conservación en este proyecto. Hemos realizado trabajos de campo para la caracterización físico-química de 10 abrevaderos en la vertiente cántabra de Picos de Europa, muestreando también para conocer el ADN ambiental y la presencia de macrófitos, valiosos indicadores ambos del estado ecológico de estas masas de agua.

En la misma línea, hemos hecho trabajos de mejora de las poblaciones de Woodwardia radicans, especie ligada a los ecosistemas acuáticos y que se encuentra en estado desfavorable en Picos de Europa. El trabajo ha consistido en localizar las recónditas poblaciones de píjara y recolectar sus bulbilos para posteriormente reproducirlas y así multiplicar el número de colonias de esta especie.

 

CUSTODIA DEL TERRITORIO

Actualmente nos encontramos inmersos en el establecimiento de los primeros contactos para la generación de acuerdos de custodia de ecosistemas acuáticos entre agentes socioeconómicos de diferentes sectores, con los principales usuarios del territorio, para llegar a acuerdos de colaboración de un conjunto de actuaciones de conservación que garanticen la perdurabilidad de los resultados del proyecto.

Para finalizar, podemos decir que el balance de este año ha sido positivo pese a las limitaciones sufridas por la situación de estado de alarma en la que vivimos, hemos sabido adaptarnos y utilizar todos los recursos que están disponibles a nuestro alcance para seguir conservando la naturaleza, en este caso concreto los ecosistemas acuáticos de Picos de Europa y su entorno, contando con los propietarios y los usuarios de este territorio, ya sea de un modo presencial o un modo virtual.

 

El Proyecto LIFE DIVAQUA está coordinado por la Universidad de Cantabria a través del Instituto de Hidráulica Ambiental, como socios beneficiarios participan Red Cambera, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Centro Tecnológico Agrario y Agroalimentario Itagra.CT, Repsol, Fundación Instituto de Hidráulica Ambiental Cantabria y los Gobiernos autonómicos del Principado de Asturias y la Junta de Castilla y León. Cuenta con la cofinanciación de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y Navarro Generación.