En 2018 continuamos con las mejoras del hábitat de anfibios del Parque

El pasado jueves volvimos a salir al campo para continuar ayudando a la conservación de los anfibios a través de la puesta a disposición de hábitats adecuados para su reproducción en el Parque natural Saja-Besaya.

En esta ocasión nos acercamos hasta Las Garmas, en el Monte Ucieda, donde adaptamos un abrevadero instalando una rampa de piedra en uno de sus costados para mejorar el acceso al bebedero a nuestros pequeños compañeros.

Con esta actuación, la séptima realizada en el Mote de Ucieda, intentamos aumentar los puntos de agua adecuados para la reproducción de anfibios y a la vez  mejorar la conectividad entre diferentes poblaciones.

El día nos regaló una mañana agradable de vistas despejada y banda sonora de pícidos y pequeños pajaros forestales, así como varios ejemplares de venao que estaban paciendo tranquilamente y nuestra visita les hizo moverse a otros pastos. En el entorno del bebederos pudimos ver renacuajos invernantes de sapo partero común, unas pocas puestas de rana bermeja y los primeros renacuajos de tritón palmeado de la temporada.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.