Este mes hemos finalizado el seguimiento de anfibios en el Parque Natural Saja-Besaya, revisando alrededor de 25 bebederos. Ahora toca esperar hasta el otoño, momento en el que los anfibios abandonen los abrevaderos, para poder pasar a la acción: instalar rampas de acceso y/o sellando fugas. De esta manera, logramos mejorar y aumentar sus zonas de reproducción dentro del Parque Natural.

Conoce más sobre este proyecto aquí.

Esta iniciativa cuenta con el apoyo del Gobierno de Cantabria a través de la Dirección General de Medio Natural.