El sistema dunar de la Playa de Merón, se encuentra en el municipio de San Vicente de la Barquera (Barrio la Braña), en Cantabria. Ocupa algo más de 2,5 Has. dentro del Parque Natural de Oyambre y del Lugar de Importancia Comunitaria ‘Rías Occidentales y Duna de Oyambre’.
Esta localidad alberga un amplio abanico de diversidad de flora dunar (barrón, arenaria, oruga de mar o manzanilla marina, entre otras). Sin embargo existen también diversas especies invasoras con diferentes grados de cobertura, entre las que destacan la onagra (Oenothera glazioviana) y el humagón (Conyza canadensis).
Se decide actuar en la recuperación de la duna con la colaboración de la Fundación Biodiversidad dentro del Programa Playas, Voluntariado y Custodia del Territorio.
El objetivo planteado para esta actuación consiste en la regeneración ambiental de una duna que sufre una colonización significativa de especies de plantas alóctonas, algunas de carácter invasor. En concreto, se pretende eliminar la totalidad de la flora invasora y realizar una posterior plantación con especies nativas de estos sistemas dunares.
Para ello, se organizaron cuatro jornadas de trabajo en la duna, dos de erradicación de flora alóctona (18 y 19 de agosto) y dos de plantación de especies autóctonas (29 de septiembre y 7 de octubre).
Para la erradicación se optó por concentrar los esfuerzos de la actividad en la retirada de onagra y humagón. A esta decisión contribuyó, además, su fácil identificación y que las plantas pueden ser desenraizadas de modo sencillo sin la necesidad de herramientas ni de grandes esfuerzos físicos.
En el caso de la plantación, la Demarcación de Costas de Cantabria y el Centro Penitenciario El Dueso cedieron ejemplares para la restauración de la duna. El esfuerzo se centró en barrón, grama marina, cardo marino y clavelina de duna.
Resultados obtenidos

  • Durante las cuatro jornadas ha participado cerca de 100 voluntarios, unos 25 cada día.
  • Se han eliminado más de 10.000 plantas (cerca de 2 toneladas) de humagón y onagra.
  • La duna ha sido restaurada con 24.000 plantas de barrón (Ammophila arenaria), 28.000 cardos marinos (Eryngium maritimum), 24.000 ejemplares de grama marina (Elymus farctus) y 200 clavelinas de duna (Dianthus hyssopifolius).