El Proyecto Ríos organiza durante los dos últimos fines de semana de octubre el programa formativo ‘Resclaves’ para la identificación de indicios de mamíferos de los ambientes fluviales, fundamentalmente, huellas y excrementos. Dicho programa tiene el objetivo de aumentar la capacitación de los voluntarios, para que mejoren su labor de inspección de ríos llevadas a cabo por las personas que colaboran en el proyecto y que dan como resultado un completo diagnóstico de los cauces fluviales cántabros.
Esta actuación se llevará a cabo en dos salidas formativas: la primera el próximo sábado 22 de octubre en el río Ebro a su paso por Polientes, y la segunda el sábado 29 de octubre en el río Saja, en el entorno de Terán de Cabuérniga. Ambas consistirán en la visita a un tramo de río en la que, guiados por personal experto en fauna vertebrada, y utilizando los materiales de inspección del Proyecto Ríos, se procederá a identificar sobre el terreno los indicios encontrados, principalmente huellas y excrementos. La práctica servirá también para conocer los lugares y ambientes más comunes elegidos por cada especie para marcar su territorio.
El programa formativo ‘Resclaves’ se suma a otras iniciativas de formación más veteranas del Proyecto Ríos, como son las salidas formativas de primavera y otoño, previas a las dos campañas anuales de inspección, el programa ‘Formazoom’, en colaboración con la UNED, para la identificación de invertebrados de agua dulce, o las asistencias técnicas de muestreo para aquellos grupos con necesidades especiales.
Esta actividad está dirigida a los voluntarios del Proyecto Ríos. Ambas salidas comenzarán a las 10:00 de la mañana, con una duración aproximada de tres horas, y contará con la participación de quince voluntarios por cada una. Es necesario inscribirse previamente. Más información e inscripciones en www.proyectorioscantabria.com y en el teléfono 608.137.964.

El Proyecto Ríos

El Proyecto Ríos es una iniciativa de voluntariado ambiental surgida en Cataluña, de la mano de la Associació Hábitats, en el año 1997 y desarrollada en Cantabria desde 2007. Entre sus objetivos contempla acercar a la población al entorno natural, establecer una red ciudadana interesada en el estudio, protección y conservación de los ríos, trabajar para mejorar la calidad de los mismos, adoptar responsabilidades respecto a los ecosistemas fluviales, en particular, y al medio ambiente, en general, y estimular y potenciar el voluntariado ambiental.
Semestralmente más de 1000 voluntarios cántabros se encargan de vigilar unos 200 tramos de río, donde mediante la metodología y los materiales del Proyecto Ríos realizan una labor de diagnóstico de la situación en el que se encuentran sus respectivos tramos de río. Toda la información obtenida se publica anualmente en el informe anual que es presentado a la sociedad cántabra en enero.
Pueden participar voluntarios a título individual, familias, entidades vinculadas al medio natural (montaña, micología, pesca, deportes acuáticos, senderismo y similares), grupos conservacionistas, entidades públicas, asociaciones vecinales, ciudadanas, culturales o educativas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *