Saltar a contenido principal

Camárica, un año después

A pesar del seco y caluroso verano que estamos teniendo en Cantabria, la charca construida por voluntarios de Red Cambera en Camárica (Liébana), cuyo primer aniversario fue este pasado mes de agosto, presenta un magnífico estado, con un nivel de agua más que aceptable y una buena cobertura vegetal. El día 17 de agosto hemos vuelto allí, para realizar el seguimiento trimestral comprometido en el acuerdo de custodia, revisando el estado de la charca y realizando el transecto correspondiente al estío dentro del estudio de la avifauna del entorno.
Se localizaron en la charca varias larvas de salamandra común (salamandra salamandra) a punto de completar su ciclo en el agua, si bien hasta la próxima primavera no volverá la actividad de los anfibios a la charca. A partir de ahora pasarán lo que queda de verano, el otoño e invierno en tierra, hibernando los períodos más fríos. Se localizaron varias libélulas de distintas especies, posadas y sobrevolando el humedal.
En la visita se ha registrado además un especie de reptil que no se había detectado hasta ahora en la zona: el lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi), endemismo ibérico incluido en el Anexo II de la Directiva Hábitats. Empiezan también a verse algunas aves que han sedimentado durante la migración, por ejemplo, algunos papamoscas cerrojillos (Ficedula hypoleuca), mientras que aún permanecen en el lugar algunas especies estivales como aguililla calzada (Hieraaetus pennatus).
Por otra parte, tras el fallecimiento este pasado invierno del propietario de la finca, Franciso Palacio, nombrado socio de honor de la asociación en la última asamblea general, miembros de la Junta Directiva de Red Cambera han mantenido una reunión en Luriezo con los actuales propietarios de la finca, ratificando el acuerdo de custodia firmado con Paco.