Saltar a contenido principal
Actividad

Observación de febrero: treparriscos

Destacamos en el mes de febrero la observación de un treparriscos Tichodroma muraria en el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel. Aunque ya se conocían citas anteriores de la especie en la localidad, y prácticamente todos los años durante el invierno se detecta algún ave en los acantilados costeros, no deja de sorprender la observación de una especie eminentemente alpina en el entorno de una marisma litoral.
El ejemplar en cuestión fue localizado por primera vez el pasado 5 de enero por Andoni Cruz y se ha seguido viendo en el mismo lugar, al menos hasta la segunda quincena de febrero.
El treparriscos nidifica en las cumbres de la alta montaña de Eurasia, desde la Cordillera Cantábrica hasta los sistemas montañosos de China. Nidifica en zonas alpinas, con roquedos, ocultando su nido en grietas de los paredones rocosos. Se alimenta de insectos que captura trepando por las paredes verticales, de ahí su nombre.
En invierno desciende altitudinalmente desde los Picos de Europa y Pirineos a lugares tan variopintos como los acantilados costeros del Cantábrico o roquedos a menor altitud en el valle del Ebro, habiendo llegado algunos ejemplares incluso hasta Extremadura. Es en esta época de invernada cuando puede detectarse a la especie en lugares menos inusuales como presas, canteras abandonadas e incluso edificaciones humanas.