Celebradas acciones de voluntariado en la duna de Merón y en el río Escudo

La Asociación Cambera, en colaboración con la Asociación Manucas en esta ocasión, ha continuado con las acciones de voluntariado para la restauración del sistema dunar de la Playa de Merón en San Vicente de la Barquera, incluido dentro del Parque Natural de Oyambre. Además, se ha estudiado el río Escudo en las inmediaciones del pueblo de Roiz.

Para ello, se celebró una jornada de plantación de especies dunares el pasado sábado 29 de septiembre. A través de la organización de la misma, 25 voluntarios colaboraron en la plantación de cuatro especies autóctonas de flora dunar: barrón (Ammophila arenaria), grama marina (Elymus farctus), cardo marino (Eryngium maritimum) y clavelina (Dianthus hyssopifoulius). Todas ellas tienen como objetivo aumentar la fijación del sistema dunar y evitar la expansión de especies alóctonas e invasoras. Posteriormente, se contribuyó a la erradicación de flora exótica, principalmente humagón (Conyza canadensis) y onagra (Oenothera glazioviana). En este sentido, los voluntarios recibieron la formación y recursos necesarios, así como la manutención una vez finalizada su labor.

El fin último de estas actuaciones es la sensibilización de la problemática que supone la flora exótica invasora presente en los sistemas dunares de Cantabria. La ejecución de estas actividades se enmarcan dentro del Programa Playas, Voluntariado y Custodia del Territorio de la Fundación Biodiversidad, y cuentan con la colaboración de la Dirección General de Montes y Conservación de la Naturaleza del Gobierno de Cantabria y la Demarcación de Costas de Cantabria.

Como actividad complementaria, los participantes pudieron realizar el diagnóstico del río Escudo a su paso por Roiz durante la mañana del domingo 30 de septiembre. Coordinados por técnicos de la Asociación Cambera, los voluntarios han realizado una inspección tipo en el río, usando metodología científica y diversos materiales de campo (manual, claves de identificación, lupa y redes, entre otros) pudieron comprobar la calidad del agua y la del bosque de ribera.

Además, estas actuaciones forman parte de las acciones de voluntariado organizadas en todo el continente con motivo de la Semana Europea de Custodia del Territorio, que se está celebrando entre el 28 de setiembre y el 7 de octubre. Ofrece más de 200 actividades en toda España, organizadas por más de 80 entidades, para vivir la tierra y concienciarnos de la necesidad de conservarla y cuidarla. La Xarxa de Custòdia del Territori, ubicada en Cataluñ, es quien promueve esta campaña a nivel comunitario, en el marco del proyecto europeo LANDLIFE.