Saltar a contenido principal

Perdone usted, es que no estaba escuchando… ¿Ha visto al pettitrojo común? Sí, hay muchos por aquí en Torrelavega. Ya, sí…, y en toda la costa. ¿En la montaña? Pues no se oiga, habrá, como las meigas, haberlas hailas, supongo… Es que a mi esto de la estructura estratégica de… ¿cómo era?… de Cantabria… y…, del ambiente participativo y… ¡Ah! ¿Educación ambiental? ¿Qué viene en un folleto? A ver, traiga, traiga.  “Quin-tas Jor-na-das en tor-no a la Es-tra-te-gia Cán-ta-bra de E-du-ca-ción Am-bien-tal”. Sí, pues suena bien sí. Un poco largo, ¿no? Pues no sé, mire usted. Yo es que es la primera vez que vengo, y el pettitrojo éste tiene un canto tan lindo… Como de nostalgia… ¿No le recuerda a algo? No, no. Eso son gaviotas. ¡Qué elegantes! ¡Y qué altos vuelos! Pues sí, dicen que es raro, que pocas veces se juntan sin picarse. ¡Pues claro! Pelearse nunca es bueno y la unión hace la fuerza, ¿no? Yo siempre vi cómo se quitan los peces entre ellas, pero a río revuelto… ya sabe.  ¿Conocía que una vez que hacen pareja la hacen para toda la vida? Debe ser duro, pero hay quien lo tiene muy claro y… ¿o eran los pingüinos? ¡Esos sí que son elegantes! Los del Frack. Sí, Fracking, en americano. Ya sabe todo en “ing”. Fracking, puenting, footing, surfing…  Sí, y lo dejan todo lleno de guano…, y parece ser que es muy valioso… ¡Y hasta hacen guerras! No, no. Lo de buscar en los basureros tierra adentro son las gaviotas. Ya. Pues eso, aquí en Torrelavega como en Santillana, ni Vega, ni Torre, ni Mar. Sí, sí. En Santander muchísimas. ¿Vegas? No, tampoco. Gaviotas. Muchas gaviotas. ¿Pingüinos? No. Bueno, hay dos ahí en una piscina en La Magdalena que es un palacio también como de nostalgia. Pues sí. Son medio peces. Se meten a bucear en el mar, así todo para abajo y no se saben para donde van durante seis meses. ¡Cómo el que fue a por tabaco! Me contaron que andan buscando debajo del Saja… No, no. ¡Bajo tierra! ¡Como los gusanos! Y que ahora también bajo el Pas. No el río, no, ¡El Valle! No, yo tampoco lo entiendo. ¿No hay patos que dan de mamar? Sí, en la tele. No sé. Me quedé dormido, es que era después de comer… ¿Y no hay perros lobos? ¿Y osos hormigueros? Pues eso, si es que la naturaleza es increíble. Perdone usted. ¿Los de la Magdalena? No, esos no pueden, que no les dejan salir de la piscina. Pero son tan bonitos cuando nadan…  Sí, yo también metía a alguno más. ¡Pues sí señor! ¡Qué traigan más y que los vean los chavalucos! No, si lo digo porque la monitora estaban pidiendo hace poco ideas para lo de la educación ambiental, y yo como de esto no sé…  ¿Qué por qué he venido? Pues porque oí en el bar al maestro que le daban un crédito por venir aquí, y como ando más pelao que el pollo-un-buitre… ¿Buitres? No, de esos no he visto. Creo que allá en la montaña…, río arriba…  Me contó un paisano en el mercao… Sí, que van buscando carroña por los praos y los montes… Sí, Montes Públicos que dicen ahora… Ya, ni vacas hay…  Sí, sí, que hasta de Madrid vienen, que también andan pelaos por Castilla… No, pues no parece que haya ninguno aquí a por crédito…, lo roban me decía el paisano… Pues a lo mejor tampoco les interesa esto de la educación ambiental, o estos de la estrategia no se hablan con ellos…, ni vascos, ni asturianos…  No sé, oiga, andarán enfadados. Ya le digo, que yo de esto…  ¡Ah! Muy bien. Pues vaya usted que hace muy buen día…  Dicen los monitores que en Junio publican todo esto de hoy… Yo aquí me quedo, igual que vine.