Somos una entidad sin ánimo de lucro que trabaja en la custodia del territorio, con la responsabilidad y el objetivo de la conservación de la naturaleza, contando para ello con los propietarios y usuarios del territorio tanto públicos como privados. También somos la entidad coordinadora del Proyecto Ríos en Cantabria y miembro de la Red Transcantábrica de Custodia del Territorio.

Además del Proyecto Ríos, uno de nuestros proyectos más importantes es la custodia fluvial del río Camesa, primer convenio en Cantabria por la conservación de un ecosistema fluvial entre una Confederación Hidrográfica, en este caso la del Duero, y una entidad sin ánimo de lucro como es Cambera.

En la actualidad, trabajamos en la restauración de los puntos de reproducción de anfibios en el Parque Natural Saja-Besaya, en el seguimiento de visón americano en algunas cuencas de la vertiente cantábrica y en el mantenimiento de la biodiversidad en varias fincas privadas de Cantabria.