La cuenca del río Saja es una de las más afectadas en Cantabria por la presencia de especies de flora exótica invasora. Así, Phallopia japonica, Tradescantia fluminensis, Crocosmia x crocosmiiflora, Cortaderia seollana, Acacia dealbata o Robinia pseudoacacia, son algunas de las especies que más perjudican a la calidad del ecosistema fluvial de este río cantábrico.

Nuestro objetivo es actuar en estas problemática desde nuestras líneas de acción prioritarias (EA, VOLy CdT) y con el protagonismo de la población local a través de acciones de participación y acción. Por esta razón se están realizando acciones de erradicación de flora exótica, plantación de especies autóctonas y dotación de recursos para la identificación de flora invasora.

Por su facilidad de eliminación, hemos actuado sobre la Crocosmia, pues su condición de planta bulbosa hace que pueda ser eliminada de manera manual. Se han realizado dos jornadas de erradicación de esta planta, eliminándose 325 kg. de bulbos y plantas.

La actuación de eliminación se completa con plantaciones de especies de ribera para ocupar el espacio liberado de la eliminación de exóticas y generar una barrera biológica para evitar una nueva propagación. Estas especies serán: Salix atrocinerea, Salix alba, Salix fragilis, Corylus avellana, Fraxinus excelsior y Acer campestre.

Este proyecto cuenta con la colaboración de los ayuntamientos de Cabezón de la Sal y Mazcuerras y se enmarca dentro del Programa Playas, Ríos, Voluntariado y Custodia del Territorio, gracias a la financiación del Ministerio de Medio Ambiente Medio Rural y Marino y la Fundación Biodiversidad.