Cambera y la Confederación Hidrográfica del Duero han firmado el primer acuerdo de custodia fluvial de Cantabria, y uno de los primeros del Estado. Se trata un compromiso mutuo para la conservación y protección efectiva del Río Camesa, en los términos municipales de Brañosera (Palencia) y Valdeolea (Cantabria). Nuestro objetivo es la conservación de los principales hábitats de interés comunitario presentes y de las trece especies amenazadas de la zona.

Este acuerdo de custodia fluvial nos compromete a ambas entidades para:

    • Colaborar de manera conjunta en la realización de actividades de interés general de defensa del medio ambiente, de protección, puesta en valor, difusión, sensiblización y educación ambiental sobre el dominio público hidráulico degradado y sus ecosistemas asociados.
    • Informar de aquellas situaciones de que pudieran tener conocimiento, que afecten al estado de las masas de agua en la zona de actuación, compartiendo toda la información de relevancia para su gestión.
    • Establecer y desarollar programas anuales de actuciones conjuntas.