Investigamos el Ebro

Cambera y la Asociación ARCERA os invitamos a participar a un paseo fluvial que no os dejará indiferentes. El sábado 5 de octubre organizamos una actividad conjunta, dentro del convenio de colaboración suscrito entre entra las dos asociaciones.

Se trata de una salida en la que visitaremos el tramo del río Ebro comprendido entre Aroco y Arcera, uniendo lo lúdico y lo didáctico. La actividad consistirá en la puesta en práctica de diferentes métodos de muestreo para medir parámetros tales como la productividad primaria o la descomposición de materia orgánica en ecosistemas fluviales. Además, desarrollaremos un método alternativo para poder recoger invertebrados fluviales en tramos de difícil acceso, ya sea por el excesivo caudal circulante –como es el caso de este tramo en ciertos momentos del año-, por su elevada profundidad, por las características del sustrato…

Seguramente os sorprendan los materiales que vamos a utilizar para desarrollar la actividad: ladrillos, depresores bucales (palitos de médico), pajitas, baldosas…, aunque os aseguramos que detrás de todo este aparente poco ortodoxo material existe un contrastado método como premisa, avalado por el Instituto de Hidráulica de Cantabria que colabora en la actividad como asesor científico y también cede parte de los materiales a utilizar. Por último, IH Cantabria también cede sus instalaciones para poder desarrollar el trabajo de laboratorio posterior a la recogida de muestras.

Esta, junto con otra actividad de similares características, que tuvo lugar en el río Camesa esta primavera pasada, servirá para validar esta metodología y adaptarla para su posible incorporación a futuras campañas de inspección del Proyecto Ríos.

El punto de encuentro será la entrada del pueblo de Aroco a las 10 de la mañana. Os recomendamos llevar botas de goma, puesto que entraremos en el cauce – si este nos lo permite-. Si no tenéis tampoco pasa nada, bastará que calcéis bota dura y que incluyáis en la mochila  ropa de abrigo, chubasquero y viandas, puesto que terminaremos la actividad a eso de las 5 de la tarde. Esperamos que os resulte interesante esta propuesta.

Esta actividad se enmarca en el programa formativo del Proyecto Ríos durante el año 2013. Está financiado por la Consejería de Medio Ambiente, Urbanismo y Ordenación del Territorio del Gobierno de Cantabria, a través del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA).

Crónica de la limpieza del molino “la Fábrica”

El pasado sábado 29 de septiembre acompañamos a nuestros amigos de la Asociación ARCERA y los vecinos del pueblo de Arcera en la limpieza del molino “la Fábrica” en el río Polla, afluente del Ebro.

El molino de “la Fábrica” en el río Polla ha sido muy importante para Arcera ya que era su único molino. En él se molía el grano, tan necesario para la vida agraria de subsistencia de antaño, tanto para hacer el pan como para el pienso de los animales.

El nombre de “la Fábrica” le viene porque a finales del siglo XVIII Juan José de Irún, un reinosano adinerado de origen vasco, la compró y la transformó en fábrica de harinas. Es decir, que no sólo molía para el pueblo, sino que también llegó a moler el trigo y cereal de tierra de Campos para posteriormente vender la harina en el puerto de Santander e incluso exportarla a América.

El molino se haya perfectamente conservado y es un maravilloso ejemplo de molino maquilero de los numerosos que existieron, y existen aún hoy día en el río Polla, Valdeprado del Río.

Cada tres o cuatro años, cuando la presa del molino se iba cegando de lodo por las crecidas, era necesario proceder a su limpieza. Para dicha tarea no eran suficientes las manos del molinero y de su familia, si no que se necesitaba la colaboración de los vecinos de Arcera. Así, esta tarea era una más de las que se hacían comunalmente en el pueblo. Se tocaba a Concejo y reunidos con los aperos correspondientes, se procedía a su limpieza envueltos en un una aire festivo y fraternal. Una rueda de arenques salados y unas cántaras de vino eran  los estipendios necesarios para conmemorar la ocasión, más lo que saliese al vaciar la presa: truchas y cangrejos.

ARCERA y CAMBERA mantenemos un acuerdo de adopción de ríos (o de custodia fluvial) para el estudio, conservación y mejora del río Ebro a su paso por el municipio de Valdeprado del Río. Por este acuerdo, ambas asociaciones nos comprometemos a velar por el buen estado ecológico del río Ebro y afluentes, y por poner en valor los bienes patrimoniales (ambientales y humanos) del río.