¿El derribo de un azud afecta al cauce del Camesa?

Pronto lo sabremos, tras analizar todos los datos que hemos recogido antes y después del derribo del azud aguas abajo de Mataporquera. Hasta ahora hemos recogido información de la morfología del cauce y la granulometría del sustrato en seis estaciones de muestreo repartidas en las inmediaciones del lugar donde se encontraba el azud.

Estas acciones se enmarcan dentro del acuerdo de custodia fluvial alcanzado entre Cambera y la Confederación Hidrográfica del Duero, para la conservación y protección efectiva del río Camesa, en los términos municipales de Brañosera (Palencia) y Valdeolea (Cantabria).

Adelanto del derribo del azud en el río Camesa

Éste es el timelapse que realizamos durante el derribo del azud de Mataporquera, en el que se puede apreciar perfectamente cómo no se vieron afectados ni desplazados los nenúfares amarillos (Nuphar lutea), especie protegida, y cuál es el aspecto del río Camesa en ese punto después de la actuación.
En breve os mostraremos el reportaje completo y detallado de todo el proceso.

Estaciones de muestreo en el río Camesa

El pasado viernes día 7 los técnicos de Proyecto Ríos Cantabria comenzaron el muestreo del río Camesa, previo a la demolición del azud ubicado aguas abajo de la cementera de Mataporquera.

Se han establecido seis estaciones de muestreo a lo largo del Camesa, en las que se realizan mediciones periódicas del cauce y su granulometría, antes y después de la demolición del azud con el fin de determinar cómo puede afectar esta acción al propio río.

El año pasado se realizó un censo de poblaciones de nenúfar (Nuphar lutea) y se estima que se verá afectado menos de un 2% de las mismas y se conseguirá mejorar notablemente el remonte de las diferentes especies de peces que habitan en este río una vez haya desaparecido la infraestructura.

Estas acciones se enmarcan dentro del acuerdo de custodia fluvial alcanzado entre Cambera y la Confederación Hidrográfica del Duero, para la conservación y protección efectiva del río Camesa, en los términos municipales de Brañosera (Palencia) y Valdeolea (Cantabria).

Custodia fluvial: Localización de estaciones de muestreo para el seguimiento de la evolución del cauce del río Camesa

El pasado viernes 16 de junio continuamos con acciones de custodia fluvial en el río Camesa con el objetivo de la mejorar su conectividad fluvial.

Iniciamos con ello el seguimiento previo al derribo del azud, aguas abajo de Mataporquera (Cantabria), con el que estimar los cambios sedimentarios y la variación de la estructura del cauce. Para ello georreferenciamos 6 estaciones de control, donde estimar la variación de las condiciones sedimentarias, las modificaciones de la morfología del cauce y la estimación de la agradación o degradación del cauce. Este seguimiento se completará en varias fases a lo largo del año.

Para el derribo del azud existe un compromiso firme de actuación, entre la Confederación Hidrográfica del Duero y la Dirección General de Medio Natural de Cantabria, y en la que Cambera a través del acuerdo de custodia fluvial, realizará una serie de seguimientos de la evolución geomorfológica del río, complementada con una fase de información ciudadana.

Observación de visón americano en el Camesa

El 4 de junio realizamos, con la colaboración de cerca de 20 personas voluntarias, una actividad de instalación de métodos de monitoreo de visón americano (Neovison vison) en el río Camesa.

La actividad comenzó con una presentación de las líneas de acción que desenvuelve actualmente la entidad organizadora, Asociación Red Cambera, así como del programa Tejiendo Redes de la Xarxa de Custodia del Territorio y la Obra Social de La Caixa en el que se enmarca esta iniciativa. Posteriormente se explicaron los objetivos de la custodia del territorio y el caso específico del espacio donde se actúa, un lugar en el que la Asociación tiene suscrito un acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Duero. Tras esto, se comentó la problemática de las especies exóticas invasoras, profundizando en el caso del visón americano, y la metodología que se iba a seguir para la ratificación de su presencia en la zona de estudio.

Los asistentes se repartieron en tres equipos de trabajo y cada uno construyó una “trampa de huella” con los objetos aportados por la organización. Posteriormente, los grupos llevaron cada trampa a tres tramos de río que habían sido seleccionados previamente (por las preferencias de la especie a muestrear). Cerca de la localización de una de las trampas se observaron huellas de la especie.

En los puntos donde se instalaron las “trampas de huellas” también se recogió información sobre el hábitat del medio fluvial (calidad del agua, calidad del bosque de ribera, flujo del agua, estado de los márgenes…).

La actividad se cerró con un resumen y puesta en común por parte de los asistentes y la organización. Se valoró positivamente por parte de todos la celebración de esta iniciativa, especialmente la metodología práctica seguida.

A la mañana siguiente, miembros de la Asociación revisaron cada una de las trampas instaladas. En las inmediaciones de una de ellas se pudo certificar la presencia de visón americano a través de la observación directa de un ejemplar y la gravación de este vídeo.

Más información.

Instalación de métodos de monitoreo de visón americano en el Camesa

El valle por el que fluye el río Camesa, declarado como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) por sus valores naturales, comienza a sufrir la colonización por parte del visón americano (Neovison vison) procedente de granjas de cría cercanas. La reciente entrada de esta especie en Cantabria hace que la información relativa a su distribución sea insuficiente en la actualidad, por lo que se plantea utilizar una metodología de recogida de datos que permita conocer el grado de penetración en el sur de la región. Para ello, se emplearán “trampas de huellas”, formadas por un cajón de madera sobre el que se coloca un sustrato blando para que, en este caso los visones, puedan dejar su huella impresa y posteriormente sea identificada.

Una vez constituidos los equipos de trabajo, las acciones que se desarrollarán posteriormente serán las de construcción de las “trampas de huellas”, en base a la utilización de los materiales necesarios, y su colocación en los lugares preseleccionados, un total de tres. Asimismo, se recogerá información relativa al hábitat y se georreferenciará la localización exacta. Finalmente se desarrollará una evaluación de la jornada.

Inventario de infraestructuras en el río Camesa

El pasado martes día 29 de septiembre continuamos con el estudio de las infraestructuras del río Camesa, englobado dentro del acuerdo de custodia fluvial Nuphar.

Aguas abajo de la cementera de Mataporquera encontramos un conjunto de edificaciones junto al cauce y un azud en baste malas condiciones, como se puede apreciar en las imágenes de la galería inferior.

El muestreo que realizamos puso de manifiesto la mala calidad del agua, así como el deterioro de sus riberas.

Todos estos resultados formarán parte del informe que, desde Proyecto Ríos Cantabria, se presentará a la Confederación Hidrográfica del Duero en virtud del acuerdo de custodia fluvial anteriormente mencionado.

 

más info: web Proyecto Ríos

Custodia fluvial: río Camesa

Reunión con la Confederación Hidrográfica del Duero
Valladolid 11 de marzo de 2015

El pasado 11 de marzo tuvo lugar en la sede de la Confederación Hidrográfica del Duero en Valladolid una reunión entre Cambera y la CHDuero.
La reunión tuvo lugar entre Sergio Tejón, técnico de Cambera (entidad de custodia del territorio), Rosa Huertas González, Comisaría de Aguas de la CH Duero y Celia García Asenjo, Programas de Voluntariado en ríos y de Educación Ambiental cuenca del Duero.
En la reunión se trabajó a partir del acuerdo de custodia fluvial firmado por ambas entidades, y se marcaron objetivos y responsabilidades prioritarias de cara a la identificación de impactos y mejora del ecosistema fluvial, acciones de restauración y seguimiento de las mismas y el desarrollo de acciones de voluntariado y participación ciudadana.
Entre las primeras acciones a desarrollar se realizará un inventario de presiones sobre lecho fluvial por parte de Cambera y la revisión de las concesiones de explotación de los diferentes azudes y captaciones por parte de la CH Duero. Para, con ambos estudios, determinar que infraestructuras en desuso podrían retirarse del cauce del río Camesa.

Nuphar – custodia fluvial

Cambera y la Confederación Hidrográfica del Duero acabamos de firmar el primer acuerdo de custodia fluvial de Cantabria, y uno de los primeros del Estado. Se trata un compromiso mutuo para la conservación y protección efectiva del Río Camesa, en los términos municipales de Brañosera (Palencia) y Valdeolea (Cantabria). Nuestro objetivo es la conservación de los principales hábitats de interés comunitario presentes y de las trece especies amenazadas de la zona.

Este acuerdo de custodia fluvial nos compromete a ambas entidades para:

  • Colaborar de manera conjunta en la realización de actividades de interés general de defensa del medio ambiente, de protección, puesta en valor, difusión, sensiblización y educación ambiental sobre el dominio púlbico hidráulico degradado y sus ecosistemas asociados.
  • Informar de aquellas situaciones de que pudieran tener conocimiento, que afecten al estado de las masas de agua en la zona de actuación, compartiendo toda la información de relevancia para su gestión.
  • Establecer y desarollar programas anuales de actuciones conjuntas.